SIMULTÁNEAS FIDE XG 20/21 (08/01/21)

Tras las fiestas navideñas retomamos el pulso a nuestras actividades habituales. Ello supuso el regreso de las simultáneas FIDE, en su duodécima sesión de la temporada y primera del presente 2021. Como de costumbre, Sebastián Arias a un lado, y cuatro intrépidos muchachos del club Lucena, al otro. Rostros conocidos entre los oponentes, los de Maxim Bakhtin, Marcos Correa, Pablo Dabarca y Brais d’Pierre Padín, que no dejaban demasiado margen para la sorpresa. Tal vez por ello, y en busca de nuevos retos, el maestro se decidió a manejar las piezas negras en los cuatro tableros, concediendo así ventaja a sus oponentes.
La primera partida en concluir fue la de Brais. Y comenzó con una Defensa Hipopótamo, en la que insistieron las negras, mientras el bando blanco se enrocaba en corto y optaba por el desarrollo normal de sus piezas. La respuesta de Seba fue buscar el a6-b5 con la expansión por el flanco de dama a cambio de crear debilidades en el centro. Con esto y un ataque fantasía con un h6-g5 y Ce7-Cg6-Cf4 tras cambiar un par de piezas pretendía penetrar en la posición blanca. Así, las negras jugaban a varias bandas: en el centro, donde estaba su rey, y en el flanco de dama. El momento clave llega cuando Sebastián entrega un peón que Brais, erróneamente, captura sin medir las consecuencias. Y así, poco después, las blancas perdían la dama y una torre a causa de la debilidad de la primera fila, y a renglón seguido abandonaban. Primer punto de la tarde —y del año— para el maestro uruguayo.

Marcos y Sebastián repitieron el esquema de la anterior partida, poniendo en práctica otra. Y al igual que entonces las blancas enrocaron corto y desarrollaron sus piezas, mientras Seba intentaba tomar la iniciativa en el centro y flanco de dama. Las negras se hicieron fuertes después de ganar el peón de b2 con la torre. Decidieron entonces el cambio de damas y una torre, tras lo cual su ventaja era más evidente, si cabe. Se estaba cociendo a fuego lento el segundo punto de la tarde. La posición se abrió en el centro y flanco de rey, lo que permitió a Sebastián activar caballos y alfiles, con lo que consiguió gran dinamismo y figuras de mate en la primera línea del bando blanco. Marcos se defendió como buenamente pudo, pero sus esfuerzos resultaron estériles, incapaz de detener la avalancha negra, que culminó con mate de caballo, torre y alfil. Era el 2-0 para Sebastián.
El pulso entre Pablo y el simultaneísta siguió en su desarrollo inicial los pasos de las dos partidas ya comentadas, con una Hipopótamo. El charrúa buscó la expansión por ambos flancos queriendo crear debilidades en el centro a costa de no enrocarse, el esquema de peones h6-g5 y situar un caballo en f4, con lo que la presión alrededor del monarca enemigo estaba garantizada. Pero Pablo juega con precisión, obligando a las negras a calcular con exactitud, pues en caso contrario podría entrar en serios problemas. Tras su sesuda reflexión Seba encontró una línea, que contenía una trampa en la que Pablo no reparó, picó el anzuelo. y con ello perdía su dama, capturada en d7 por un alfil escondido. Era el principio del fin para el bando blanco, que pese a resistirse a su suerte, y defenderse como gato panza arriba, veía como su rey recibía el consiguiente mate.

El análisis de la partida entre Maxim y Seba no difiere en exceso de las anteriores en su arranque: Defensa Hipopótamo para desequilibrar con golpes dinámicos en el centro y flancos. Tras a6-b5 y la correspondiente expansión las negras aprietan a su rival, que opta por el enroque largo, a sabiendas de que es una decisión arriesgada. Con varios golpes precisos Seba toma ventaja, dejando al alfil de casillas blancas en a2 tras ser bloqueado mediante el avance del peón negro a c4. El ejército blanco se limita a capear el temporal que se le viene encima. Sin solución de continuidad el maestro arriesga mucho con un sacrificio de pieza, con el que buscaba iniciativa por temas de mate con dama y alfil de casillas negras, pero Maxim se defiende como gato panza arriba e incluso obtiene ventaja material, aunque, eso sí, con su rey en una posición muy delicada. El simultaneísta juega con finura, captura el peón en c2 con jaque y obtiene una ventaja decisiva. Porque, aunque las blancas no se rinden y sacrifican su torre con jaque, es demasiado tarde. Llegaba así el definitivo 4-0 favorable a Sebastián. El mejor inicio posible del año.
El próximo viernes, más y mejor. No esperes a que te lo contemos y sé tú el protagonista. ¿Te ves con ánimo y capacidad para al menos poner en apuros al maestro? ¿Por qué no lo intentas?

× ¿Cómo puedo ayudarte?