el violín de paganini

La tenacidad y lucha ante las adversidades, por insalvables que estas parezcan, constituyen el tema central del relato corto de esta semana, en el que el protagonista es el genial músico Paganini. En esta ocasión no recurrimos a la fábula sino a un hecho real. Disfrutad con la lectura de “El violín de Paganini”.

Niccolo Paganini fue un gran gran violinista italiano, que vivió a caballo entre el siglo XVIII y el XIX. Algunos decían que era una persona extraña; otros, que había en él algo sobrenatural. Las notas mágicas que salían de su violín tenían un sonido diferente y por eso nadie quería perder la oportunidad de verlo tocar.

Una noche el teatro estaba repleto de admiradores, preparados para recibirlo. La orquesta entró y fue aplaudida. El director entró y recibió una gran ovación. Pero cuando la figura de Paganini surgió, triunfante, el público entró en delirio.

El violinista se puso el instrumento en el hombro y lo que siguió fue indescriptible: blancas y negras, fusas y semifusas, corcheas y semicorcheas parecían tener alas y volar al toque de aquellos dedos encantados.


De repente, un sonido extraño interrumpió el éxtasis en el que había entrado la platea: una de las cuerdas del violín de Paganini se había roto. El director mandó parar a la orquesta. El público estaba en suspenso. Pero Paganini no se detuvo. Mirando su partitura, continuó extrayendo sonidos deliciosos de su violín atrofiado. El director y la orquesta, admirados, volvieron a tocar.

Cuando el público se hubo tranquilizado otro sonido perturbador atrajo su atención. Era otra cuerda del violín, que al igual que la anterior, también se había desprendido. El director y la orquesta pararon de nuevo, mas Paganini continuó como si nada hubiera ocurrido. Impresionados, los músicos volvieron a tocar.


Pero los asistentes no podían imaginar lo que iba a ocurrir a continuación. De las gargantas de un asombrado público salió un «¡oohhh!» que retumbó en la sala. ¡Y es que una nueva cuerda del violín se había roto!. El director y la orquesta se detuvieron por tercera vez. La respiración del público cesó. Pero Paganini ni se inmutó, y como un contorsionista musical logró arrancar todos los sonidos posibles de la única cuerda que le quedaba al destruido violín. El director, embelesado, se animó, y la orquesta volvió a tocar con mayor entusiasmo. El público iba del silencio a la euforia, de la inercia al delirio.


Paganini alcanzó la gloria, y su nombre quedó inmortalizado a través del tiempo. No solo fue un violinista genial sino también el símbolo del profesional que continúa adelante, incluso ante lo imposible.

Moraleja: Cuando todo parezca derrumbarse, cuando languidezca hasta apagarse la luz que brilla a nuestro alrededor, haciéndose la noche, démonos una oportunidad y sigamos adelante. Prohibido rendirse. Saquemos el Paganini que llevamos en nuestro interior. La celebridad es el arte de continuar donde la gran mayoría se detiene.

ajedrez educativo

El ajedrez como herramienta educativa

Los beneficios y la utilidad del aprendizaje del ajedrez en el ámbito educativo han sido profusamente contrastados. Existen estudios muy concluyentes sobre la relación entre el ajedrez y la mejora del rendimiento académico del alumno-jugador. Autores como Ferguson, Margulies o Liptrap son solo algunos de obligada referencia, pero el campo de investigación y la revisión crítica de estos estudios sigue siendo hoy día fuente de observación para la comunidad pedagógica y ajedrecística.

En marzo de 2012, el Parlamento Europeo adoptó el programa de la Unión Europea de Ajedrez “Ajedrez en la Escuela”. La Declaración Escrita 50/2011 que insta a la ejecución de este programa entre las escuelas de la Unión Europea fue firmada por 415 eurodiputados.

UE logo

La Declaración ha sido enviada a la Comisión Europea y al Parlamento de cada Estado miembro de la U.E.

La Declaración pide a la Comisión y el Consejo:

  • Medios para fomentar la introducción del programa de «Ajedrez en la escuela» en el sistema educativo de los Estados miembros
  • Medios  para garantizar una financiación suficiente para dicho programa a partir de 2012.
  • Tomar en consideración los resultados de los estudios sobre los efectos de este programa en el desarrollo de los niños.

El ajedrez escolar ayuda al alumno a desarrollar de una forma natural habilidades tanto de tipo cognitivas como sociales. Entre estas habilidades destacaremos las 12 siguientes:

  • La memoria
  • La capacidad de concentración
  • La toma de decisiones y la aceptación ante el error
  • La atención y reflexión
  • La visión espacial de la realidad: táctica y estrategia
  • La resolución de problemas
  • El razonamiento lógico-matemático
  • El pensamiento creativo
  • La autoestima y el sentido de logro
  • La capacidad crítica
  • La iniciativa
  • La empatía

1 comentario en “ajedrez educativo”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

× ¿Cómo puedo ayudarte?